Estábamos esperando que llegase una taquería como tal a Valladolid y por fin está aquí. No hemos querido esperar mucho para probar su comida y ya estamos deseando volver. Hoy hablamos de Mexicali, un pequeño local que ofrece un servicio rápido y una cocina auténtica.

Mexicali nos ha sorprendido y para bien. El concepto de esta taquería es muy diferente a lo que ofrecen muchos mexicanos en Valladolid. Es un local pequeño, con muy poquitas mesas y con una cocina realmente rápida. Lo que pretenden es que estés allí de paso, que no se extiendan las comidas demasiado, sino que puedas ir y comer los tacos incluso de pie, en la barra. Todo un acierto para los que nos gusta este concepto de restaurante que, además, sirve unos platos muy buenos. ¿Quieres saber lo que pedimos?

Fuimos a cenar dos personas y pedimos dos entrantes y, por supuesto, tacos, ¿cómo no? Para compartir pedimos el guacamole. Lo hay dos tamaños, M y L, y nosotros optamos por la opción más pequeña, la M (5€). Lo que más nos gustó de este plato fue que el guacamole era casero y los totopos que lo acompañaban, también. Además, no nos pudimos resistir a las croquetas de jalapeños (1,20/ud). Su tamaño es bastante grande para ser una croqueta y su sabor es intenso pero no llega a picar demasiado. Es momento de pasar a los tacos. Este local ofrece tacos a 1,80€ la unidad, y la combinación de 3 tacos de los mismos ingredientes por 5 euros. Como queríamos probar casi todos, los pedimos sueltos y optamos por pedir en un principio cuatro de los cinco tipos que ofrecen: de pollo (especiado y sazonado con cítricos), Pibil (carne de cerdo marinada con axiote y cítricos, acompañada de cebolla morada y trocitos de naranja), Pastor (carne de cerdo sazonada con chiles ancho y guajillos acompañada de piña) y de ternera (ternera de res asada y servida en su jugo). El único que no probamos fue el vegetariano, pero también tenía muy buena pinta por su originalidad. Nos gustaron todos muchísimo, pero nos quedamos con ganas de más y pedimos dos tacos más, esta vez ambos tacos al pastor, nuestros favoritísimos.

Para beber, ofrecen cervezas artesanas y originales mexicanas, pero nosotros optamos por la clásica caña. Con todo ello, pagamos 11 euros aproximadamente por persona. Aunque las raciones no son excesivamente grandes, la calidad es muy buena y todo es casero, así que para nosotras ha sido todo un acierto. Además el personal es muy atento y muy rápido, y el local está bien decorado e invita a volver. No te lo pienses y vete a probarlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s