Los que nos seguís desde hace ya tiempo sabréis que somos unas completas amantes de la comida mexicana, así que continúa nuestra ruta por los locales que ofrecen esta fantástica cocina. Concretamente, este está ubicado en Valladolid, en el barrio de Parquesol, en lo más alto de la ciudad. Podemos decir que Las Rosas de Guadalupe se ha convertido en uno de nuestros favoritísimos. ¿Quieres saber por qué?

Se trata de un local que atrae desde el primer instante. Al entrar por la puerta te encuentras un espacio pequeño pero acogedor, que incluye una pequeña barra llena de cócteles y una entrada a lo que parece el comedor. Nosotras que somos muy inquietas, no pudimos resistirnos a asomarnos a la sala antes de que viniesen a atendernos y, a la vista, no nos resultó demasiado grande. Pero la sorpresa viene cuando el personal te acompaña a tu mesa, ahí es cuando descubres que el restaurante esconde un precioso conjunto de espacios que componen el comedor y que resultan conformar un local enorme.

La cena no pudo empezar mejor porque, después de esta grata sorpresa, nos sentaron en una mesa al lado de un ventanal con unas vistas maravillosas. Después de quedarnos encantados con la decoración, la vajilla y la llamativa carta (que incluye avisos sobre el picor de las comidas), decidimos pedir todo para compartir. Éramos 4 y quisimos comenzar con un clásico, unos nachos, en este caso los Rancheros. Una amplia ración de totopos con queso blanco fundido, chorizo y salsas. Continuamos con unos burritos rellenos de pollo, ternera, arroz, crema y queso, y resultaron ser nuestro plato estrella, ¡riquísimos! No queríamos perdernos los platos picantes y nos decantamos por una Enchilada Ranchera. Podemos decir que somos algo sensibles al picante y en este caso es bastante soportable y le da un toque buenísimo a estas tortillas de maíz fritas, rellenas de pollo y cubiertas con salsa de tomate, salsa ranchera, queso, cebolla. Para terminar, probamos los tacos Poblana, un surtido de guisos de ternera, pollo y cerdo acompañados de canasta de tortillas de trigo. Para cuatro personas decidimos pedir dos raciones de estos últimos, y acabamos llenísimos. Tanto, que no pudimos pedir postre.

En total tocamos a unos 16 euros por persona con la bebida incluida (no eran cócteles). No tenemos queja ninguna sobre este local, todo lo contrario, no pudimos salir más contentas de él. Sin duda, un mexicano altamente recomendado en la ciudad porque ofrece cocina tradicional y fiel a su origen, precios asequibles, servicio perfecto y ambiente inmejorable. ¡Un 10!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s